Decoración con Cajas de madera

Pensando en cajas de madera, se nos viene a la cabeza la cantidad de opciones y variedades de las que disponemos con un elemento que se ha asociado con el almacenamiento y el transporte desde su origen, pero que su utilidad ha ido evolucionando y variando con el tiempo.

Hablamos de cajas de fruta y verduras y todo tipo de alimentos que se apilaban en las tiendas de comestibles o mercados locales, ofreciéndonos los mejores productos y que han pasado a ser una pieza clave decorativa y funcional en muchos espacios de nuestros hogares.

El conocimiento y la concienciación nos han ayudado a saber cómo utilizar las materias primas de manera más eficiente y, sobre todo, hemos aprendido a reciclar productos que pueden ofrecernos una serie de posibilidades diferentes a su cometido original.

Convertimos cajas de madera antiguas o cajas de madera recicladas en un elemento más de decoración dentro de nuestro hogar. Aplicando técnicas de restauración somos capaces de convertir una antigua caja de madera de fruta en una bonita caja de madera vintage, en sustitución de un revistero, una caja de costura o un estante para nuestros libros.

Las posibilidades son muchas, con una simple combinación de tamaños; una caja de madera mediana y otra pequeña pueden crearse composiciones que alegran cualquier rincón de tu hogar. Y no solo dentro de tu hogar sino en muchos negocios, cada día tiene más acogida la idea de incluir este elemento como útil o decorativo dentro del entorno.

Encontramos estanterías con cajas de madera grandes en forma de expositor o mostrador, paragüeros, recipientes para colocar el pan con cajas de madera medianas o incluso contenedores para material de oficina adaptado en cajas de madera pequeñas.

Sin lugar a duda las cajas de madera son un gran aliado. Su uso en madera natural sin tratar nos ofrece un toque más natural y nos ayuda a crear ambientes claros, sencillos y que encajan hoy día con nuestros gustos decorativos, ya que son productos combinables dentro de cualquier ambiente con estilo nórdico o minimalista.

Aplicar cualquier barniz a nuestra caja de madera nos ayuda a proteger esta del paso del tiempo y de las inclemencias del mismo si queremos colocarla en exterior. Usando color creamos de por sí piezas decorativas que dan un toque muy personal a nuestro entorno.

Las opciones son múltiples, cajas de madera con tapa nos ofrecerán la posibilidad de crear cajones o recipientes de almacenamiento de ropa, juguetes, mantas… Con una caja de madera pequeña con tapa podremos crear un precioso joyero utilizando materiales suaves para forrar su interior.

Actualmente en el mercado se ofrecen cajas de madera baratas, de madera reciclada o de nueva creación con sello de tala responsable que llenan la necesidad de todos aquellos que no pueden disponer de un producto cercano que poder restaurar. Dichos productos se ofrecen reciclados con un saneamiento de la madera y con acabado natural, listos para el tratamiento que le quiera ofrecer el usuario o también podemos encontrar cajas de madera de diseño que nos dan la opción de encajarlas a nuestro gusto y nos brindan la oportunidad de asignarles el uso que más nos interesa.

Si estáis interesados en cajas de madera para decorar con el estilo ecofriendly más creativo y original os animamos a revisar nuestros productos. Una decoración sostenible capaz de crear ambientes únicos. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *